ARTE INTERNACIONAL: Ana Abreu, el arte de la abstracción

Por: Florencia Deleo

La talentosa artista venezolana y radicada en EEUU desde hace más de 20 años nos habla de su arte, su vida y qué le depara el 2016.

Nacida en Venezuela gracias a las aventuras de sus padres. Recibieron por parte de su tía como regalo de bodas, una cantidad de dinero importante y lo utilizaron para satisfacer la curiosidad lógica de la época: conocer América del Norte y ver lo que estaba pasando de aquel lado del mundo. La aventura fue total. Ellos no contaron con que los barcos no venían tan a menudo como hoy los cruceros. “Cuando se les presentó la mejor forma de viajar, mamá tenía más de 7 meses de embarazo y disimuló su figura para poder embarcar. Se transformó en un sueño que su primer hijo naciera en América”, cuenta Ana. Tiene dos hermanas, un hermano y su madre de 83 años. “El espíritu aventurero bien heredado no me falta y así inicio mis proyectos, como una gran aventura. Llegué a Estados Unidos para cuidar de cerca a mis hijos mientras estudiaban. Yo también entré en la universidad, y luego más estudios de arte; así fue haciéndose mi hogar”. 



Desde hace 23 años, vive en Fort Lauderdale, una ciudad de Florida cerca de Miami, con su Esposo, a quien dice deberle toda fuerza y estímulo, y quien le da la razones para continuar cuando pierdes un poco su Norte. “Él aprendió que los artistas perdemos el foco muy a menudo y se encarga de reenfocarme directamente; que cuando ese lado derecho del cerebro está trabajando no puede interrumpirse y me da toda su ayuda cada día para que yo pueda mantenerme lo más alejada de las interrupciones que puedan impedir crear en cualquier momento”.


EeA: Se te ve muy cómoda y contenida en tu familia. ¿Cómo está compuesta?

AA:Tengo tres hijos fantásticos, una maravillosa nuera y un nieto. Estamos muy cercanos en todo momento, y sinceramente muy orgullosa de todos. Y muy Agradecida a Dios.


EeA: ¿Cómo fue creciendo tu vida el Arte?

AA: Siempre con profesores particulares desde que cumplí los 14 años y cuando ya podía ir sola a sus clases, buscando diferentes disciplinas y tendencias; buscando diferentes puntos de vista y diferentes técnicas. Tanto viviendo en España como Venezuela y Estados Unidos, tuve la suerte de tener el tiempo necesario para encontrar y aprovechar lo que buscaba en el arte. Mis colegiaturas nada tuvieron que ver con el arte, hasta que encontré a una maravillosa profesora en Estados Unidos, Teresa Azara, y con ella estuve seis años consecutivos donde en realidad pude materializar mis inquietudes y sentirme más completamente como artista y entender la importancia de mostrar mi obra. Antes de ésto no sentía, no comprendía que era importante el mostrar, el exponer. He realizado cantidad de exposiciones a lo largo de estos años.
En este momento tengo obras en exposición permanente en Wynwood, Distrito de Arte en Miami y en Curators Voice Art Projets (Curadora. Milagros Bello). Muy de niña, fue una casualidad que se convirtió en una vida entera. Regresando de vivir en España, no me aceptaron en medio del año en el colegio nuevo, así que Mamá buscó la manera con profesores en casa y cerca de ella, poder dar continuidad a mis estudios. Una de ellas era pintora y me guió por ese camino esperando entretener mis horas. Es así que muy niña entendí lo que significa el poder expresar muchas cosas que yo quería decir y no era capaz verbalmente; la fluidez de las palabras no se comparaban con la fluidez y nitidez del pincel. Luego las búsquedas que te relaté anteriormente y siempre fue mi dedicación exclusiva después de dedicar el tiempo necesario a la crianza de mis 3 hijos. 


EeA: ¿Qué significa, entonces, el arte para vos? 

AA: El complemento natural de mi persona, como si una parte de mí hubiese sido hecha para ser madre, esposa, mujer, artista. Yo no separe una cosa de la otra. Y vivo envuelta de arte, pienso y todo lo transformo en Color, y como te decía antes me permite expresarme con el pincel lo que no logro decir en palabras.


EeA: ¿Y cómo llegaste a crear ese estilo que te caracteriza? 

AA: Trabajando, ensayando sin reparos y sin miedos de expresarme, considerando mis instintos mis ideas, formas y color. Procurando llevar a la realidad física cada idea. 


EeA: ¿En qué te inspirás para realizar tus obras? 


AA: Soy una enamorada de la Naturaleza. Primero en la Naturaleza: al aire libre es donde realmente estoy a plenitud. Mis padres también nos enseñaron a vivir en ella sin miedos. A sentirla y a disfrutarla. En mi caso un Árbol, siento que es el lugar protector que nos da la naturaleza. Las mil y una forma que se producen en un frondoso árbol que te cobija con sus ramas tanto del sol como de la lluvia y en muchos casos, dejándote en medio de la naturaleza al cobijo de tantos diferentes tonos de color y tan caprichosas formas. Esas maravillosas formas que dan las ramas enlazadas entre formas negativas y positivas y viendo a través de ellas. Las disfrutaba desde muy pequeña y aprendí a darle sentido cuando me toco estudiar a profundidad al maestro Mondrian, quien te enseña una manera diferente de apreciar lo intangible que viene de lo tangible. Pero por supuesto estudiando muy a fondo el cubismo. En medio de ellas la Luz, pero este es otro gran desafío del cual no hablo en este momento porque sería tan largo! Ilumina, brilla, refleja y está presente en cada una de ellas.
Es lo que te da la fuerza y el ímpetu para todo ello. Ese rayo de Luz que siempre verás en mi obra.


EeA: Tu obra es muy similar al Arte Madí. Lo conocías? 

AA: Claro que sí, pero no muy interesada ni lo estudié detenidamente, como si lo hice con otros movimientos. Estudié a todos los maestros y pasé por todas las tendencias, la Historia del arte, sin detenerme en ninguna hasta que llegué a las series analíticas de Mondrian. Cuando estudié todo lo referente a Piet Mondrian, su idea, su forma de proyectarla, me paré en este momento, su influencia, analizar su trabajo y tratar de comprenderlo. Y el hecho de estar basados en el Árbol significó mucho para enfocarme en su trabajo. Después de esto hice un ejercicio que me sirvió de mucho, que es lo contrario de lo que siempre me aconsejaron. Yo no veo ni estudio a ningún pintor o escultor cuando estoy creando; estoy convencida de que puede influenciar muchísimo nuestro subconsciente, y por ello tendemos a imitar inconscientemente. 


EeA: ¿Creés que en la actualidad un artista puede vivir de su trabajo? 

AA: Sí, creo que sí. Pero Creo que hay que ser Auténtico. Tiene que ser Auténtico en toda su esencia como artista. Una palabra que se usa mucho por allí, me la tomo para mí : “contenido”. La obra tiene que tener contenido. Idea, que sería la interpretación actual de cómo lo decía L. Da Vinci: “Una Obra sin espíritu es un obra muerta ejecutada respetando las bases del movimiento artístico, al que pertenezca, manteniendo su filosofía e idea.” Y siempre un trabajo lo mas prolijo posible.


EeA: ¿Cómo ves el Mercado de Arte hoy? 

AA: El mercado de hoy como todos los mercados son muy competitivos, hay que competir con buena mercancía. La globalización nos da la oportunidad de llegar a muchos rincones donde antes no era factible. Hoy llegás a muchas más personas que pueden ver tu trabajo y decidirse por él. 


EeA: Y si un coleccionista te preguntara "¿Por qué tengo que comprar tu obra?", qué le responderías?


AA: Simplemente pienso que si mi obra te transmite. Sé que no es de igual manera con una persona u otra. Pero si puede sentir esos momentos de cierta locura que invade al artista cuando se desinhibe sobre su lienzo. La obra habla por sí misma. La verdad nunca he tenido que hacer esfuerzos para vender nada en mi vida. Mostrar tu trabajo y dejar que se encuentre con su alma gemela. Quien reconoce el arte, sabe que es un objeto que transmite diferentes emociones al estar frente a ella y además contiene dosis de belleza y vibraciones del color, digna de tenerla a la vista. Hay mucha gente por allí que no tiene ese conocimiento pero que sin embargo ven la belleza que puede contener y pueden admirar ese “algo” que puede haber en una buena obra.



EeA: Para cerrar...¿Qué te depara el 2016?

AA: Mucho trabajo para crecer como artista y mucho trabajo porque esa es la esencia de los logros. Sobre todo seguir viviendo día a día valorando, apreciando cada momento, sintiendo las sensaciones que de ello emanan. En fin cultivando vivencias que son nuestro material para poder llegar al lienzo.

Más info: www.anaabreu.com

Comentarios