ENTREVISTA. Martín Tufró. Ese impulso inicial de la escritura.

Por: Simón Ignacio Martínez
signacio.martinezm@gmail.com

Martín Tufró. Fotógrafo: Manuel Palacios para Superhype


Martín Tufró nació en Buenos Aires (1978). Cursó la carrera de Letras en la UBA, estudió dramaturgia con Alejandro Tantanian y Marcelo Bertuccio, y actuación con Analía Couceyro, Pablo Seijo, Héctor Díaz y Robertino Granados. Entre 2001 y 2009 fue productor en las tareas de Teatro y Artes Visuales en el Centro Cultural Ricardo Rojas (Universidad de Buenos Aires).

Entre 2009 y 2016 residió en Lima (Perú), donde dirigió dos obras:
Sombras, del autor noruego Jon Fosse, estrenada en el Centro Cultural El Olivar (2013), y Todos los miedos de la autora argentina Mariana Chaud, estrenada en el teatro Yuyachkani (2010). Anteriormente, dirigió en la Argentina las obras El hijo de Jon Fosse, estrenada en El Camarín de las Musas (Buenos Aires) en diciembre de 2008, con giras por Montevideo, Punta del Este (Uruguay) y Asunción (Paraguay). También presentó Cuarentena (co-escrita junto a Sofía Humala,) en Centro Cultural Ricardo Rojas, y Universidad de Buenos Aires (2008), Essicata (autoría propia) en Casa de la Lectura (2008) y Espacio vital (autoría propia) en teatro La Tertulia y Centro Cultural Ricardo Rojas (2006-2007).
Como autor, además de las mencionadas Espacio vital, Essicata y Cuarentena, estrenó Respirar (con dirección de Sofía Humala) en Espacio Callejón, Buenos Aires (2018) y co-escribió junto acon Alejandro Tantanian y Ariel Farace la obra La libertad, por encargo del Nationaltheater de Mannheim, Alemania, estrenada en esa ciudad con dirección de A. Tantanian en el marco del 14º Internationale Schillertage (festival dedicado a la figura de Friedrich Schiller) en junio de 2007. Colaboró también con Alejandro Tantanian en la escritura de la obra Los sensuales, en Buenos Aires, Argentina (2018).
En el marco de su obra Perro muerto, que presenta en El portón de Sánchez (Buenos Aires) durante abril y mayo 2019, ofreció una entrevista a Expertos en Arte FD Magazine, donde reflexiona sobre la actividad teatral e introduce su idea de la existencia del ser humano.
EeA: ¿El teatro es una narrativa en movimiento?
MT: Puede serlo y no serlo. No todo el teatro es narrativo. El teatro siempre dice algo pero no siempre narra algo. En todo caso diría que es un decir en movimiento.

EeA: ¿Qué buscás explorar en escena?
MT: Eso depende un poco de cada proyecto puntual, pero en general me interesa cómo en un espacio y un tiempo acotados podemos abordar universales que no tienen límites espacio-temporales.

EeA: ¿Cuáles elementos considerás indispensables al momento de reunir personas en el teatro?
MT: Hay una frase trillada en el mundo del teatro que dice que “cada obra encuentra a su elenco”. Y algo de eso sucedió con Perro muerto. Elegí gente que consideraba idónea para este trabajo, ya fuera porque habían trabajado anteriormente conmigo o porque consideraba que podrían entregar algo más que la interpretación de un personaje. Pero lo realmente importante es, sobre todo, trabajar con gente que tenga ganas de asumir un compromiso con el material.

EeA: ¿La creación es vertical o se establecen nuevas dinámicas dentro del proceso creativo de cada obra?
MT: Depende del grupo y del modo de trabajo que cada grupo establezca. En este caso, si bien partimos de un material que yo había escrito y concebido en solitario, una vez armado el grupo se abrió el juego a las propuestas de todos los miembros del equipo. Después la tarea del director es ordenar un poco toda esa información, pero no necesariamente de un modo vertical.

EeA: Entonces, para vos, ¿qué es exactamente “hacer teatro”?
MT: Me condiciona un poco el “exactamente”. Si lo supiera con exactitud tal vez no lo haría. En líneas generales, hacer teatro para mí es crear un espacio donde arrojar un montón de cosas que me inquietan y a las cuales puedo darles una forma en el trabajo en grupo.

Martín Tufró. Fotógrafo: Manuel Palacios para Superhype

EeA: ¿Con cuáles problemas te enfrentás al momento de dirigir y estrenar obra?
MT: Hay problemas artísticos, por ejemplo cómo abordar un texto, cómo armar un elenco, cómo organizar los ensayos… y luego los problemas ligados a la producción, que tienen que ver con el financiamiento, la difusión del trabajo, lograr que vaya público a las funciones. Diría que hacer teatro es un problema constante.

EeA: ¿Cómo surgió Perro Muerto?
MT: La escritura del texto surgió de un par de imágenes y de mucha información desordenada que empezó a encauzarse con la decisión de escribir esta obra. Y el proceso de llevarla a escena fue una continuidad casi natural de ese impulso inicial de escritura.

EeA: ¿Con qué se puede encontrar el público que asista a ver la obra?
MT: Eso habría que preguntárselo al público. Pero podría decir que hay muchas imágenes asociadas a ideas que van surgiendo desde los detalles de cada escena. Volviendo a la primera pregunta, en Perro muerto se narra una historia, mínima, pero se intenta decir muchas otras cosas. Cada espectador descubrirá o inventará cuáles son esas cosas.

EeA: Indagar sobre el ser humano no es poca cosa. ¿Es la búsqueda que te planteaste al momento de escribir la obra?
MT: Sí. Me interesa trabajar algo muy universal desde un material mínimo. Cosas que el ser humano como especie experimentó a lo largo de su existencia. Creo que algo de eso logramos con Perro muerto.

EeA: ¿Cuáles trabajos están próximos en mente y cómo proyectan Perro muerto?
MT: No tengo nuevos proyectos encaminados o en vías de concretarse. Sí ideas, ganas de escribir, temas para investigar y trabajar. El ser humano como especie en extinción -y como causa de la extinción de las demás especies- me preocupa y me interesa mucho. Ahí podría haber una proyección de Perro muerto, pero todavía no tengo el material ni la forma en que eso pueda suceder.

Perro muerto enfrenta la evolución desde una perspectiva atemporal. Con la producción de la compañía Omnívoro Teatro y el apoyo de Proteatro y el Fondo Nacional de las Artes, presenta funciones en El Portón de Sánchez (Sánchez de Bustamante 1034 – CABA) todos los días sábado a las 17:30 hs. Las entradas pueden adquirirse en boletería o reservar a través de www.elportondesanchez.com.ar / Tel. 4863-2848. Duración aproximada: 60 minutos.

“Esta no es una historia de ganadores o perdedores. Como la misma evolución humana ha demostrado, el triunfo del ser humano por sobre la naturaleza -y por sobre otros seres humanos- puede ser en realidad su acta de defunción. En este sentido, la obra trabaja con un tema de preocupante actualidad”

omnivoroteatro@gmail.com

www.facebook.com/omnivoroteatro
www.instagram.com/omnivoroteatro

Comentarios